Ultimas Resenas

sábado, 14 de octubre de 2017

Reseña | «Malditos» de Josephine Angelini


Título: Malditos
Autora: Josephine Angelini
Editorial: Roca Ediciones
Saga: El Despertar #2
ISBN: 9788499184715

Sinopsis: Helena es la única entre los vástagos de los inmortales griegos que es capaz de descender al inframundo a voluntad, y por ellos su misión es peligrosísima. Por las noches deambula por el Hades, intentando parar el interminable ciclo de venganza que maldice a su famIlia; durante el día, procura vencer al cansancio que está pasando factura a su cordura. Sin Lucas a su lado, Helena no está segura de tener las fuerzas suficientes para seguir. 
Sin embargo, justo cuando Helena está a punto de desfallecer, un nuevo y misteriosos vástago aparece para rescatarla. Valiente y divertido, Orión la protege de los peligros del inframundo. Pero su tiempo se acaba: un enemigo feroz está conspirando en su contra y las Furias cada vez son más imposibles de silenciar. 
Mientras el antiguo mundo griego y el mundo moderno de los inmortales chocan entre sí, la hasta entonces segura vida de Helena se convierte en un caos. Pero lo más difícil de todo será olvidarse de Lucas Delos...


Mi opinión

¿Ya les dije que esta es una de mis series favoritas? Bien, porque voy a seguir ciñéndome a ello. Malditos es el segundo libro en la trilogía El Despertar, una saga increíble donde la mitología Griega se lleva gran parte de la originalidad. Pero ATENTOS CONTIENE SPOILER DEL PRIMER LIBRO, porque este libro no es como el anterior. En Predestinados vimos cómo nuestra protagonista, Helena, descubre que es una semidiosa, vástago de los Dioses Griegos y que, además, el chico que ama es su primo. Esta fue de las peores partes del libro, si me preguntan, porque cuando al fin Lucas cree que puede estar con Helena, va y le tira este bombazo. 

Así que este segundo libro se centra en una misión muy noble: terminar con el sufrimiento de las tres furias que reclaman sangre por sangre, y que hace que vástagos granujas como Helena (hija de dos semidioses) solo pueda ser criado por uno de sus padres, ya que solo una casta puede reclamar al niño. Y Helena es la única que puede llevar a cabo esta misión, al poder descender cada noche al Hades. Sin embargo, esto no es tarea fácil. Después de que Helena descubriera que Lucas es su primo, no solo tienen que pasar cada segundo de su vida intentando no amarlo, sino que ahora Lucas la odia y esto solo empeora las cosas, porque cada vez que Helena baja al Hades, su estado de humor influye a la hora de los lugares en los que aparece. 

Es un libro bastante sombrío. La mayor parte del tiempo me la pasé con un sentimiento de vacío, aún sabiendo que tarde o temprano se sabría la verdad sobre ellos y la mentira de Dafne, la madre de Helena. Pero aún así, la autora nos mete tan profundo en su historia que uno no puede evitar sentirse mal como la protagonista. 

Tenemos nuevos personajes en esta ocasión. Orión es un joven vástago descendiente de Afrodita y, como todo buen vástago descendiente de Afrodita, su belleza es despampanante. Dafne lo envía al Hades a ayudar a Helena, lo que ayuda a que esta no se vuelva completamente loca, pero que genera un montón de nuevos misterios alrededor de la familia Delos, que intenta interpretar todas las profecías del Oráculo, tanto nuevas como viejas, hechas en el origen, previas a la Guerra de Troya. También aparece el mismísimo Hades y Perséfone, su reina. Siempre me gustó la historia de Perséfone, raptada por Hades para convertirse en su esposa. Pero no vemos un Hades inhumano, despiadado y cruel como en las películas, sino todo lo contrario. Hades es el señor del Inframundo, pero es no lo hace cruel ni despiadado, sino un ser que sacó la pajita más corta del reparto y por eso tuvo que quedarse en el Inframundo. 

La autora nuevamente nos trae un libro cargado de mitología y buenas escenas. Uno pensaría que durante las caminatas solitarias de Helena a través de los páramos desérticos del Hades, uno se aburriría con la lectura, y no me asombró descubrir que no es verdad. La manera que tiene de describir tanto escenarios como personajes hacen que el lector se sienta tanto dentro de algunos personajes, y a la vez como si conociera a los que describe, lo cual no lo pueden hacer todos los autores cuando narran desde un narrador omnisciente. Por lo general, solo lo logran narrando en primera persona. 

Con la aparición de Ares, el Dios de la Guerra, hay un antes y un después en la historia, sobre todo con el final impactante que nos trae. Ares es un personaje que nunca hubiera visto de la manera en la que lo describe la autora: loco, demente. Y son esos toques de frescuras lo que hacen que las historias que ya conocemos se vuelvan más suculentas aquí (Ares, Hades, Perséfone). 


¡Quiero saber qué les pareció el primer libro! ¿Ya habían leído esta segunda parte? Creo que me gustó más el primer libro, pero más que nada porque los personajes no sufren tanto :( ¿Qué piensan? ¿Les gusta cómo describe las historias de la Mitología Griega y las trae a nuestra época? 

2 comentarios:

  1. Hola, linda. Leí medio por arriba para no spoilearme el primero, pero me tentó más de lo que esperaba en un primer momento. No sé si lo leeré, pero al menos ya no es un no.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es PERFECTO! Creo que la historia en si es hermosa. Espero que los puedas leer <3

      Eliminar