domingo, 30 de julio de 2017

Reseña | Still Star-Crossed de Melinda Taub


Still Star-Crossed | Melinda Taub | VRYA | 9789877472622
¡Gracias América Latina por el ejemplar!

Sinopsis: Romeo y Julieta ya están muertos, pero el odio entre los Capuleto y los Montesco no tiene fin...

El príncipe Escalo decide que la única manera de traer la paz a las dos familias es cansando a un Montesco con una Capuleto. Los elegidos son Benvolio y Rosalina. Ellos, a diferencia de sus primos, no están enamorados y quieren encontrar una solución sin llegar al altar. Pero la sangre vuelve a correr por las calles de Verona y los jóvenes deben descubrir quién es el responsable antes de que sea demasiado tarde... 

Benvolio, Rosalina y el príncipe se dan cuenta de que el camino hacia la paz puede ser una tortura y de que el verdadero amor puede destruirlo todo. 





Mi opinión

El ejemplar de Still Star-Crossed llevaba meses en mis estantes sin ser leído. Sin embargo, con el estreno de la serie el mes anterior, basado en sus páginas, no pude aguantarme las ganas de leerlo. Si, ya llevan como 4 o 5 episodios de la serie, y es que me enganchó tanto que necesitaba saber qué pasaba a continuación con la historia. 

Still Star-Crossed es la historia de lo que pasa después de la muerte de Romeo y Julieta (si, esos Romeo y Julieta, los mismos creados por Shakespeare). Ante la amenaza de guerra en las calles de Verona entre los Montesco y Capuleto, el príncipe Escalo ha ordenado el matrimonio entre una dama de la casa Capuleto y un caballero de la casa Montesco. Para tal propósito, ha elegido a Rosalina, una olvidada dama de la casa Capuleto, y a Benvolio, el fiel primo de Romeo de la casa Montesco. Sin embargo, ninguno de los dos está dispuesto a sacrificarse y llevar a cabo un matrimonio que solo les traerá una vida de penas. Y, como si fuera poco, alguien está intentando desatar una guerra entre las dos distinguidas familias, y solo Rosalina y Benvolio pueden desenmascarar el engaño.

Wade Briggs es Benvolio en la serie de tv
Melinda Taub nos trae a un mundo que muchos ya conocemos por el clásico de Shakespeare, con personajes de los cuales tenemos cierto conocimiento. El personaje principal de este libro juvenil es Rosalina Capuleto, la primer mujer de la que estuvo enamorado Romeo y a la cual se la describe como muy hermosa, altiva e inteligente. Después de quedar huérfanas, Rosalina y su hermana Livia han tenido que vivir de la caridad de su tía la Condesa de Vitruvio, lejos de lo que es la real casa de los Capuleto, donde su prima Julieta vivía. Sin embargo, tras su muerte, la situación de Rosalina cambia drásticamente cuando el propio soberano de Verona dicta que debe casarse con Benvolio Montesco para evitar una guerra civil en las calles de su preciada ciudad. Y aunque en un principio Benvolio tampoco está de acuerdo con este retorcido plan, su lealtad a la familia Montesco lo hacen aceptar, a regañadientes, casarse con Rosalina. 

El personaje de Benvolio es un joven audaz y de temperamento. Es un caballero, no importa la situación, pero por sobre todo, es leal a su familia y a su nombre. Es por esto que, cuando los disturbios comienzan a arrasar las calles de Verona, y él y Rosalina descubren que una conspiración se cuece en lo profundo de su ciudad para desatar la guerra, decide unirse a su prometida para desenmascarar la verdad. Sin embargo, la conspiración es mucho más grande de lo que ambos imaginan. 

Me encantó la manera en la que la autora unió a estos dos personajes, personajes que se odian, y son muy diferentes de sus primos, que estaban locamente enamorados. Rosalina es una muchacha muy simple; su única meta en la vida es ver casada a su hermana Livia con alguien de buena posición que pueda hacerse cargo de ella, para luego unirse ella misma a un Convento. Planes que se ven totalmente frustrados por el afán del príncipe Escalo y su tío, Lord Capuleto, para casarla con Benvolio. Sin embargo, cuando ambos se dan cuenta de la conspiración que se cuece en Verona, Rosalina y Benvolio comienzan a pasar tiempo juntos, intentando desentramar todo el asunto. Pero todo se complica cuando un suceso marca a Benvolio y la única persona en la que puede confiar, es Rosalina. 

Livia es un personaje que me gustó conocer. Como el príncipe Escalo. Son personajes que enriquecen la historia cada uno a su manera. Livia es la hermana menor de Rosalina, y se da cuenta de que puede perder a su hermana tanto si se casa con un Montesco como si no. Y ella, por su parte, descubre un secreto cuyo significado no tiene idea. En cuanto a Escalo, me enamoré de él desde el primer momento. Es un hombre que tiene que tomar difíciles desiciones porque es el soberano de todo un pueblo, pero intenta siempre ser fiel a si mismo y a ese pueblo que tanto ama; por eso le es tan difícil ordenar el matrimonio de Rosalina, su mejor amiga de la infancia. 

Romeo & Julieta, 2013
Durante todo el libro hay una tensión palpable. Ambas familias quieren sangre de su oponente, aunque comenzamos a ver que no está tan claro quién es quién. Y por qué pelea cada uno. Pero lo que más me gusta es la continua interacción entre Benvolio y Rosalina y cómo van confiando el uno en el otro, cuando en un principio está claro que, no importa quién se los ordene, cada uno pertenece a la familia enemiga. Y está muy claro que en realidad, se odian por lo que sus familias dicen de sus contrarios, porque en realidad Benvolio no ha sido más que un caballero con Rosalina, pero ella se comporta como si hubiera sido él quien clavara la daga en el pecho de Julieta. Y tiene muchas escenas de pelea, lo cual le pone un atractivo extra a las páginas. 

Me ha gustado mucho cómo la autora ha narrado la historia sin perder de vista las expresiones y las maneras de hablar de la época, pero sin ponernos miles de palabras las cuáles no vamos a entender ni soñando. Puede que sea la traducción, que lo simplificaran al traducirlo a español, pero no lo creo. Me recuerda mucho a la forma de escribir de Julianne Donaldson que mantiene la narración simple sin irse de la época en la que ambienta sus historias. 

Y como siempre soy sincera con ustedes, tengo que decirles que el final del libro, me dejó en blanco. Es un final demasiado escueto para tooooooda la historia que se viene desarrollando. Creo que podría haber sido mejor, sin dudarlo, sin embargo, fue totalmente escueto y simplón. Al menos, es el sinsabor que me dejó. 


Por el resto, creo que la historia merece las horas que me llevó la lectura. Me mostró otra cara de una historia clásica (Romeo y Julieta) y me presentó personajes que no hubiera soñado con leer sobre ellos otra vez, o que ni siquiera les había prestado más atención de la debida en su momento al leer el clásico Shakespireano. Y más allá del escueto final, la obra es entretenida y sin duda me gustaría leer más de la autora. ¿Ustedes? Si la leyeron ¿qué les pareció?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario