Ultimas Resenas

domingo, 23 de abril de 2017

Reseña | Te esperaré, de J. Lynn (Jennifer L. Armentrout)

+18 


Te esperaré | J. Lynn | Suma de Letras | Te esperaré #1 | 9789877390117 
*Gracias a Penguin Random House por el ejemplar!

Avery Morgansten necesita huir. Viajar a miles de kilómetros de su hogar para ir a la universidad es el único modo en que puede escapar del recuerdo de esa fatídica fiesta de Halloween que cambió su vida para siempre. Lo que no entraba en sus planes era atraer la atención del único chico que puede hacer pedazos el frágil futuro que está intentando construir. Cameron Hamilton es un metro noventa de irresistible atractivo completado con un par de imponentes ojos azules y una increíble capacidad para hacer que Avery desee cosas que creía que le habían sido arrebatadas para siempre. Relacionarse con él es peligroso. Pero ignorar la tensión ardiente que surge entre ellos - y que saca un lado de Avery que ella ni siquiera sabía que existía - es imposible. 


DATOS TÉCNICOS 
Título original: Wait for you
Editorial original: Nook
País: Estados Unidos
Año: 2013
Formato: 23x15 cm.
Páginas: 416 aprox.
Encuadernación: Tapas blandas
Género: New Adult
Traductora: Amaya Basáñez
Web: Autora

Mi opinión

West Virginia University
Para quienes no lo saben, J. Lynn es el seudónimo que utiliza la inmejorable Jennifer L. Armentrout, para sus libros con contenido adulto. Sí. La misma que están pensando. La que creó la hermosa historia entre Daemon y Katy en la saga Lux y la serie Covenant donde veíamos cómo Álex luchaba contra lo prohibido al enamorarse de Aiden. Te Esperaré es una novela romántica con alto contenido sexual, así que, desafortunadamente, no le recomiendo a nadie menor de edad a leerlo. 


Avery es una joven de 19 años que, tras un traumático pasado, decide que largarse al otro lado del país para poder superarlo no es una mala idea. No es una chica tímida, pero tampoco es el alma de la fiesta. Es más, hace cinco años que no tiene ni siquiera un amigo. Y es el destino de que esta chica que quiere pasar completamente desapercibida, se cruce con el chico infarto de la ciudad: Cameron Hamilton. O como le dicen sus amigos, Cam. En cuanto ve a Cam, Avery sabe que tiene que evitarle a toda costa. Sin embargo, entre que comparten una clase, y que vive al otro lado del pasillo, no es una tarea tan fácil. Pero, aunque Avery intenta poner toda la distancia que puede entre ambos, una inevitable amistad surge, y, aunque sabe que va a salir apaleada de ello, se arriesga a conseguir un poco más. 


Sabemos que Avery tiene un pasado engorroso desde el principio. Ella misma nos lo dice, aunque nunca, hasta casi el final del libro, sabemos exactamente lo que le sucedió. Le dan un poco de pánico las fiestas, no puede tener a ningún hombre tocándola, y no le gusta para nada llamar la atención. Y uno se hace mil teorías de lo que le ha pasado, pero no termina de hacerse a la idea porque luego ella va, y dice algo que no concuerda con tus sospechas. Me pasé todo el libro así. En su primer día de clase conoce a Cam. ¡Dios, lo que es este personaje! Cam no es el típico chico malo de los libros juveniles. Es un mujeriego ‘reformado’, pero no es el típico ligón que termina completamente enamorado de la chica y yendo a clases de control de la ira. Cam es un chico super divertido, social, y que nunca se propasaría con nadie. Uffff… Ya necesito yo uno de esos. Para colmo de todo, está buenísimo. Y lo que me gusta (ademas de lo mencionado antes, claro) es que comienza a ser amigo de Avery porque le gusta, pero ella no sabe esto. Realmente quiere su amistad, y, una vez que ella confíe en él, dar el siguiente paso, si es que ella se lo permite. 

En la historia tenemos muchas cosas. La familia disfuncional de Avery no tiene nada que ver a el hogar armonioso de los Hamilton. Ella tiene que volver a adaptarse a tener amigos nuevamente (Jacob y Britt); a manejar la situación con Cam que, aunque es su amigo, no para de invitarla a una cita; y todas las semanas, al menos dos veces, le llegan mensajes y llamadas de un número oculto con insultos y agravios que, sin duda, tiene que ver con ese pasado que tanto la aterra. Y es este menjunje de cosas lo que hacen que la historia ¡sea tan adictiva! Me quedé toda la noche para terminarlo u.u y esa era mi defensa

Hay una clara muestra también, de lo que sucede cuando una familia tiene muchísima plata: un delito atroz puede quedar impune. Y es esto lo que más odia Avery, sin mencionar, claro, la falta de cariño y aprecio de sus padres. Pero siente que todo eso puede cambiar estando con Cam, y es donde las cosas se le complican, porque, aunque toda la ciudad en Texas, donde vivía, saben lo que pasó, ella no se lo ha contado a nadie, y, aunque confía plenamente en él, no está preparada para decirlo. 

Los encuentros entre Cam y Avery son una bomba de hormonas. Una descripción bastante gráfica de éstos encuentros, pero que no deja de ser sensual y muy sexual, sin hacerte sentir incómodo por cómo se expresa la autora. Y, aunque es un componente bastante importante en la historia, ver cómo avanza y supera este trauma Avery es muy genial. 


Desparrama romance por doquier, así que, si deciden leerlo, ténganlo en cuenta. Un libro bastante diferente a los de la saga Lux y Covenant que leí, pero que, gracias a no estar comparando libros por ser de la misma autora, pude disfrutar plenamente. 

2 comentarios:

  1. ¡Hola! ¿Que tal?
    Leí este libro el año pasado o el otro y no me gustó nada. Me pareció una historia super típica y cliché. De la autora leí también Obsidian que si me encantó.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Tienes que leerte la saga Covenant que también tengo las reseñas. Te la super recomiendo.
      Abrazo!

      Eliminar