últimas reseñas

Reseña | No me quieres, no te quiero de Victoria Vílchez


+18

No me quieres, no te quiero | Victoria Vílchez | Kiwi | Quiéreme #1 | 9788416384426
*Gracias Origen por el ejemplar!

Tessa sabe muy bien que el primer amor nunca se olvida, entre otras cosas, porque el destino parece empeñado en cruzar su camino una y otra vez con el de Alex, el chico que le robó el corazón cuando tenía tan solo dieciséis años. Su relación acabó al, o más bien nunca terminó, y ahora han vuelto a encontrarse. Cinco años después, Tessa no está dispuesta a dejarse arrastrar por la tormenta de sentimientos que le provoca ese hombre repleto de tatuajes y con una sonrisa capaz de despojarla incluso de su voluntad. Pero una cosa es lo que ella quiera y otra muy distinta lo que su corazón no deja de susurrarle. 


¿Podrán superar en esta ocasión el daño que se hicieron y todo lo que les sucedió en el pasado? ¿O están condenados a encontrarse y perderse una vez más? Traición, dolor, culpabilidad y una pasión que los empujará hacia el abismo y pondrá a prueba su amor. 


DATOS TÉCNICOS
País: España
Año: 2016
Formato: 23x15 cm.
Páginas: 349 aprox.
Encuadernación: Tapas blandas
Género: New Adult
Web: Autora

Mi opinión

Otro de los títulos por los que Origen apostó a traer del largo catálogo de KIWI fue este libro de la autora española Victoria Vílchez; una historia New Adult que me ha dejado con unas enormes ganas de seguirla porque, claro está, tiene continuación. Y desde ya les aclaro que puede haber algunos SPOILERS dentro de la reseña, aunque no van a ser demasiado obvios, claro está. 

Primero vamos con la historia. Tessa es una joven en edad universitaria que siempre ha estado enamorada del mismo chico, Alex. Sin embargo, su relación se terminó complicando y no terminó bien, claro está. En realidad, nunca terminó. Después de dos años sin verse, Alex aparece nuevamente en la isla de Tenerife y esta vez para quedarse y, aparentemente, para volver con la chica que le robó el corazón hace cinco años atrás y jamás se lo devolvió. Sin embargo las cosas no son tan fáciles. Ambos se hicieron mucho daño en el pasado y ahora, un elemento muy importante falta entre ellos: confianza. Es imposible que todo vaya bien si Alex no confía en Tessa… la cual no solo ha cambiado, sino que también vive con un Dios Griego, el cual es su mejor amigo, Zac, y con el que comparte todo. Y, aunque ella intente poner todo de su parte y haya decidido que esta vez no dejará que Alex la arrastre a un sin fin de tormento, es mucho más fácil decirlo que hacerlo. 

Hermoso lugar en Tenerife
Aquí tenemos una historia bastante diferente a las que andan en la vuelta. Nuestros personajes ya se conocen, ya tuvieron una relación y por lo visto, salió todo terriblemente mal. Tessa es una joven con poco autoestima. Es bastante normal físicamente y no es que sea por ello que su autoestima es bajo, sino por lo que tuvo que vivir junto a Alex, ese chico del que se enamoró a los 16 años y que ha sido parte de su vida como su primer amor y algo más. Ahora, después de dos años sin verlo, viviendo con su mejor amigo Zac con el que comparte absolutamente todo, y entre las clases y su trabajo esporádico como camarera, Tessa finalmente tiene una vida bastante normal… Hasta que ve a Alex observándola en la playa, mientras Zac y ella se dedican a jugar como dos enamorados. Y para ella, todo comienza a ir cuesta abajo a partir de allí. 

Alex es un joven al que apenas conocemos. Vemos realmente poco de él en todo el libro. Se dedica a la informática, y después de haber viajado por el mundo (o así) ha vuelto a Tenerife a abrir su propia empresa y, aparentemente, a recuperara al amor de su vida. Sin embargo hay algo que él no puede hacer: dejar el pasado atrás. Cuando apenas comenzaban a salir, Tessa lo traicionó de la peor manera, y a partir de allí todo fue cuesta abajo. Aunque estuvieron juntos un año y luego iban y venían, siempre se hicieron daño el uno al otro. Sin embargo, hay dos cosas que no han cambiado nada en ese tiempo: la fuerza con la que se aman el uno al otro, y la pasión e intensidad con la que se sienten entre las sábanas. 

Creo que el tema CONFIANZA es todo en este libro. Alex se siente traicionado por Tessa por lo que hizo años atrás, pero él no se queda atrás, porque durante el resto del tiempo que estuvieron juntos, él utilizó la culpa para que ella hiciera todo lo que él quería. También están los extremos de esta desconfianza. Alex no puede ni ver a Zac cerca de Tessa aunque, en defensa de Alex, estos dos no tienen una relación exactamente normal. 

Zac es el mejor amigo de Tessa desde hace un año y medio y, aparentemente, le gustan los chicos. Sin embargo también las chicas y, en cuanto lo dice, es obvio que le gusta Tessa. Ningún chico toca a una chica de la manera en la que lo hace Zac al menos que sea su novia. Ni siquiera su hermana menor, SU NOVIA. Punto. Y yo como mujer, creo que si me pasara tener un mejor amigo como Zac, que pasea su cuerpo escultural por toda la casa con nada mas que una toalla en la cintura… No, no hay fuerza en la Tierra que realmente me haga pensar que solo es mi mejor amigo u.u Eeeeeen fin. Sin duda Zac es mi personaje favorito. Es muy masculino en todo lo que hace, y protege a Tessa de una manera en la que no busca el propio beneficio. Es más, ni siquiera se plantea el decirle lo que siente, lo notas en todo lo que hace y dice.  

Por otro lado tenemos a Marta, la mejor amiga de Tessa y adicta al sexo, o casi. Y luego a Teo, el hermano menor de Zac y que es tan macarra como el peor. Son dos personajes que me parecen tal para cual, siempre con el sexo en la cabeza, pero que tienen muy presente a las personas que los rodean y que les hacen sentir a gusto y distendidos siempre que se les necesita. 

Fan art sacado de google. ¿Se imaginan así a los protas?
Pero tengo que ser sincera. No me gusta para nada Alex. Sé lo que ha tenido que vivir, y entiendo completamente que no confíe en Tessa. Soy una persona que no soporta el hecho de una infidelidad; y creo que en parte Alex es como yo. Sin embargo él lleva el hecho hasta extremos insospechados, como echándoselo en cara a Tessa cada vez que puede y no de forma educada. Ambos tienen que pasar por mucho para llegar a donde han llegado ahora, y estando juntos veo que en realidad lo único que hace es que Alex se vuelva una persona horrible y desagradable sobre todo con la propia Tessa; y ella se vuelve solo una sombra de lo que realmente es. Siempre preocupada de decir las palabras adecuadas para que Alex no recuerde nada de lo pasado, porque no es capaz de empezar desde cero como ella le ha planteado. 

Es una historia caliente e intensa, donde el pasado siempre está al acecho, influyendo las decisiones que toman los personajes en el presente. Y eso solo puede llevarlos a dos cosas: cometer los mismos errores del pasado, o convertirse en mejores personas por el bien de ambos. 


“Nunca me he enamorado, Tessa, no lo suficiente al menos. Si voy a compartir mi vida con alguien, no quiero medias tintas. Quiero a alguien que me haga perder la cabeza, alguien que me haga sonreír cada minuto de casa día. No me importa si se acaba, si termina por hacerme daño o por romperme el corazón. Hoy en día es difícil que algo dure para siempre - explica, y yo asiento porque lo sé mejor que nadie-. Pero, mientras dure, tiene que ser jodidamente bueno.” Zac - 

2 comentarios:

  1. A veces siento que ya pasé la etapa de leer este estilo de libros, pero se me pasa jajaja Me dieron ganas de leerlo para conocer a Alex y ver qué me parece a mí, aunque sospecho que va a ser de esas historias donde no querría que ellos terminaran juntos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es increíble porque por lo general me gustan este tipo de personajes, pero en este caso lo odié y, no solo eso, me enamoré del mejor amigo de Tessa. Y no como en CDS que te enamoras de Simon Y Jace, en este caso solo del mejor amigo haha

      Eliminar

COLABORADORES