últimas reseñas

Reseña | La Selección, de Kiera Cass


Título: La Selección
Autora: Kiera Cass
Editorial: Roca Ediciones 
Serie: La Selección #1
ISBN: 9788499186078


Sinopsis: Para treinta y cinco chicas, la Selección es una oportunidad que se presenta una sola vez en la vida. La oportunidad de escapar de la vida que les ha tocado por nacer en una determinada familia. La oportunidad de trasladarse a un mundo de trajes preciosos y joyas que no tienen precio. La oportunidad de vivir en un palacio y de competir por el corazón del guapísimo príncipe Maxon. 

Sin embargo, para America Singer, ser seleccionada es una pesadilla porque significa alejarse de su amor secreto, Aspen, quien pertenece a una casta inferior a la de ella; y también abandonar su hogar para pelear por una corona que no desea y vivir en un palacio que está bajo la constante amenaza de ataques violentos por parte de los rebeldes. 

Es entonces cuando America conoce al príncipe Maxon. Poco a poco, se empieza a cuestionar los planes que había hecho y se da cuenta de que la vida con la que siempre soñó no puede compararse con un futuro que nunca se atrevió siquiera a imaginar. 


DATOS TÉCNICOS
Título original: The Selection
Editorial original: Harper Teen
País: Estados Unidos
Año: 2012
Formato: 15,3x23 cm.
Páginas: 233 aprox.
Encuadernación: Tapas blandas
Género: Distopía; romance
Traductor: Jorge Rizzo

¡Gracias PENGUIN RANDOM HOUSE por el ejemplar!

Booktrailer


Mi opinión

Con la salida del (aparentemente) último libro de la serie La Selección, llegó mi momento para leerla y, como me ha pasado antes con tantos libros, me arrepiento de no haberla agarrado antes. Pero como siempre digo, cada uno tiene sus momentos para leer ciertas historias, y ahora había llegado el mío para leer la bella historia futurista/distópica que nos trae la autora bestseller Kiera Cass

35 chicas. 1 corona. La competición de sus vidas.
Empezamos por el contexto. En un futuro donde todo dista de ser perfecto, America Singer es elegida, junto a otras 34 chicas, para formar parte de la Selección, el exclusivo concurso para ser la próxima princesa de Illéa y esposa del príncipe Maxon. Sin embargo, aunque el corazón de America ya tiene dueño, su relación con Aspen es lo que la impulsa a participar del concurso, además, claro, de la posibilidad económica que esto significa para ella y su familia de artistas. Una vez en palacio, America solo sabe una cosa: antes muerta que casarse con ese pretencioso príncipe que solo las elegirá dependiendo de sus gustos físicos y para ser un adorno a su lado. Pero cuando la joven se ve rodeada de otras chicas, todas de diferentes castas, buscando convertirse en la próxima Reina de Illéa, se da cuenta de que nunca podría ser como ninguna de ellas. Y cuando una inesperada amistad surge con ese pomposo príncipe que tanto detestaba, entiende de que sus prejuicios iniciales son los únicos que la detienen de enamorarse de Maxon. 

Mi corazón vuelve a las distopías. Ya las estaba extrañando un poco, creo, después de tanta cosa romántica que he estado leyendo y que sigo teniendo pendiente. Pero esta historia me tomó desprevenida y en unas 9 horas la había terminado. Sinceramente, no creí que un libro tan corto pudiera contener una historia tan asombrosa como esta. Y, al ser tan corta, por supuesto, denota que no hay espacio para los rellenos. Pero vamos, que el libro está excelente. Ahora entiendo por qué tiene tantos seguidores. 

El mundo en el que viven nuestros personajes es uno bastante distinto al que conocemos. Ya se vivieron cuatro Guerras Mundiales y las clases sociales están divididas por 8 castas. Los Unos son los pertenecientes a la realeza, mientras que los Ochos son las personas sin techo, huérfanos y todos los ‘desechos’ humanos de la sociedad. America, nuestra protagonista, pertenece a los Cincos, la casta de los artistas. Y, aunque ama la música, hace dos años que sabe exactamente lo que quiere: ser la esposa de Aspen, un Seis, quienes hacen el trabajo sucio, literalmente, de todas las demás castas. Sin embargo, aunque puede sonar a que todos tienen mucho trabajo, aunque así lo es, las pagas son demasiado bajas. Aspen tiene una gran familia que cuidar y, ante el anuncio de la Selección, es él quien incita a America a participar. Y como ella no puede negarle nada, lo hace, sin esperar realmente ser una de las 35 participantes. Pero tras el desengaño amoroso con Aspen, America decide que lo mejor es pasar un tiempo en palacio, en el concurso, aunque no tiene interés en convertirse en princesa. A la vez que ayuda a su familia económicamente estando en la Selección, saca el tiempo para si misma que necesita tan desesperadamente para poder olvidar a Aspen, y reparar su corazón roto. 

Maxon, el príncipe de Illéa, es de esas personas que a America le dan repelús solo de verlos. Su rigidez hacen que ella sienta un rechazo inmediato hacia el príncipe y así se lo hace saber. Sin embargo, a medida en la que avanza la historia, vemos cómo estos dos personajes se van conociendo y, sin duda alguna, conocemos a Maxon como la persona que es, y no como un príncipe en busca de una cara bonita para pasar a su lado el resto de su vida. 

El mundo de Cass es bastante diferente a todos los que he leído. Tiene una combinación de nuestro mundo moderno, pero con instrumentos del pasado, muy estilo Regencia Inglesa o así, y, por supuesto, su lado futurista. La manera en la que creó este mundo tan convincente te hace disfrutar de la historia de un modo más cómodo, y me gusta mucho que haya mezclado tantas cosas. Ojo, tal vez ese toque de Regencia, como le llamo, en realidad no es otra cosa que la manera en la que hoy en día es el mundo de la realeza, pero, como hasta el momento no tengo en mi agenda del móvil el número de ningún príncipe, rey o reina de la realeza para consultarles, no sabría decirles con exactitud xD 

El personaje de America me encanta. Es una chica con carácter y que en todo momento no deja de ser ella misma. Incluso si intentara no ser ella misma no podría porque está demasiado presente su determinación a que la Selección no cambie nada de lo que ella es. Y eso se refuerza cuando comienza a conocer a Maxon, por el cual, tengo que admitir, no me importaría competir en una Selección ;)

El resto de las concursantes son bastantes variadas. La única que termina quedando de una casta inferior es America, que pertenece a los Cincos, mientras que el resto son todas Cuatros, Treses y Doses; castas que nunca han tenido que pasar las penurias que ha pasado nuestra protagonista. 

Como les decía, no es un libro largo (solo 233 páginas), y como la autora es tan concisa en sus palabras, no hay ningún relleno innecesario. Su narración es en primera persona, desde el punto de vista de America, lo cual nos hace sentir todo muchísimo mas, como es habitual. Por eso, cuando America vive su desengaño amoroso, se me llenaron los ojos de lágrimas. Me sentí tan mal por ella que solo quería terminar el libro para saber que ella tenía un final feliz. 

Lo que no pude encontrar fue el sentimiento de cercanía. Si bien a lo largo de la historia vamos conociendo a Maxon y vemos cómo él se va enamorando de America, no pude evitar darme cuenta de que en ella los sentimientos no surgen con intensidad. No digo que esté mal, pero esa conexión de ellos dos, por parte de ella, es como si me la hubiera perdido. No termino de entender lo que hace ‘clic’ en ella para tener sus dudas sobre sus sentimientos hacia el príncipe. 

Pero por lo demás, me encantó. Te compenetra tanto la historia que cuando te das cuenta ya pasaron horas desde que lo empezaste y ya lo estás terminando, lo cual me pasa solo con libros muy buenos. He terminado libros en pocas horas, pero de ahí a leer uno y terminarlo sin darme cuenta, son dos cosas diferentes. En pocas palabras, tiene mi mejor voto en GoodReads y se los recomiendo mucho, porque no solo tiene una historia romántica preciosa, sino que también tiene un misterio para resolver del cual, por supuesto, no tengo planeado revelarles absolutamente nada… ;)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

COLABORADORES