miércoles, 6 de abril de 2016

Reseña | Siete años para pecar de Sylvia Day

+18



Título: Siete años para pecar
Autora: Sylvia Day
Editorial: Esencia 
Serie: Historical #1
ISBN: 9788408035800

Sinopsis: Un joven se ve obligado a vender su cuerpo a cambio de dinero. Una muchacha discreta y recatada es testigo del lujurioso acto. Siete años más tarde, estas almas atormentadas se encuentran para calmar una atracción irresistible... Juntos descubrirán que hay placeres por los que vale la pena esperar. 






DATOS TÉCNICOS
Título original: Seven Years to Sin
Editorial original: Kensington Trade
País: Estados Unidos
Año: 2013
Formato: 14,5x21,5 cm.
Páginas: 384 aprox.
Encuadernación: Tapas blandas
Género: Romance erótico de época
Traductora: Anna Turró i Casanovas 
Web: Autora

Mi opinión


Sylvia Day me vuelve a enamorar. Su historia Un extraño en mi cama me encantó de tal manera que tenía que leer este libro. Y no me desilusionó. Una historia nuevamente ambientada en los años 1800 y con personajes sofisticados que no terminan de ser imperfectos. La autora nos muestra una sociedad que vive pendiente de las apariencias y las etiquetas. Y en un principio pensaba constantemente ‘qué diferente que era la sociedad hace 200 años’; sin embargo, a medida en la que pasaba las páginas, me fui dando cuenta de que no hay demasiadas diferencias en esa sociedad a la nuestra. Por supuesto, la mujer no está tan oprimida por la sociedad; no ‘existe’ la esclavitud, y vamos, que no tenemos que estar usando un corsé todo el santo día con una falda gigante. Pero los cambios van poco más. 

En Siete años para pecar, conocemos a Jessica, una joven que es prometida en matrimonio con Benedict antes siquiera de ser presentada en sociedad. Contra todo pronostico, el matrimonio de Jessica y Benedict resulta ser un matrimonio feliz. Pero, tras su muerte, Jessica decide embarcarse en un viaje a Jamaica, donde su difunto esposo le dejó una plantación de Azúcar, y así alejarse de todas las miradas de compasión y simpatía. Sin embargo, después de siete años, su corazón se vuelve a acelerar. Alistair Caulfield le enseñó hace siete años una escena de lo más escandalosa y que ninguna mujer de sociedad y pura tendría que haber presenciado. Pero, en lugar de irse, Jessica se quedó y miró a los ojos a Alistair hasta el final. No volvió a verlo desde entonces y, ahora, está atrapada en un barco con él durante varias semanas. 

Jessica es una dama de la sociedad de nombre intachable. Admirada por todos gracias al feliz matrimonio que tuvo durante 6 años con Lord Tarley, ella nunca ha sido nada más que la perfecta dama. Pero Alistair sabe que Jess es mucho más de lo que la gente cree. Lo supo desde el primer momento en que la vio, y sobre todo, desde ese momento tan íntimo que compartieron hace siete años. Y, ahora que Lord Tarley no está en la fotografía, va a hacer lo que sea necesario para que Jessica sienta la misma atracción que él viene sintiendo por ella desde que tiene memoria. 

¿Cómo se imaginan a las damas de la época?
Y cómo me gusta Alistair. Es de esos personajes mujeriegos a más no poder pero de los que una no puede evitar enamorarse, y más al darte cuenta de que lo mujeriego tiene una buena explicación, inclusive cómo elegía a estas mujeres. Es un hombre que ha tenido que pasar por muchas dificultades para convertirse en quien es hoy en día y no tiene reparos en contarle todo a Jessica para que ella pueda meterse de lleno en una relación con él, primero sabiendo lo peor. Si ella puede aceptar sus errores pasados, entonces el futuro es claro. Sin embargo ella no es tan clara como a él le gustaría. Le cuesta mucho hablar sobre los abusos sufridos por su estricto padre, que le dio una educación tan impecable que hacen a Jessica dudar de lo que Alistair está proponiéndole, porque significan ser la persona que siempre ha querido pero que siempre le han hecho reprimir. 

Además de conocer la relación de Jess y Alistair, también vemos, aunque en menor medida, a Hester y Michael, la hermana y cuñado, respectivamente, de Jessica. Es una historia que también nos ayuda a conocer a Jessica un poco más, tanto por lo que Hester cuenta como por cómo es y la dependencia que tiene de su hermana. 

Me encantó esta historia; tiene todo para engancharte y un final precioso. El hecho de que esté nuevamente ambientado en el 1800 hizo que lo mirara con una lupa, pero la autora nuevamente utiliza un lenguaje y unas descripciones que no te hacen dudar de en qué época están viviendo los personajes. Tiene un contenido alto de escenas sexuales, pero no son groseras o desagradables, sino mas bien eróticas, como en el libro anterior de la autora. 

En definitiva, voy a seguir buscando más libros de ella. Me gusta cómo narra, cómo describe; no es una historia pesada que tenga rellenos aburridos, y todo lo que cuenta tiene un por qué. Y el romance tan puro que aparece, no tan inocente, y con una pasión arrolladora, hacen que uno no se quiera desprender del libro hasta terminarlo. 

Portadas internacionales

No hay comentarios:

Publicar un comentario