martes, 30 de diciembre de 2014

Reseña | 'Lola y el chico de al lado' de Stephanie Perkins



Título: Lola y el chico de al lado
Autora: Stephanie Perkins
Editorial: Neo
Serie: Un beso en París #2
ISBN: 9788415750536


Sinopsis: Para la diseñadora de moda en ciernes Lola Nolan, las prendas de ropa más llamativas, más brillantes, más divertidas, más salvajes, siempre son las mejores. A pesar de su estilo extravagante, Lola es una hija ejemplar y una buena amiga, y tienes grandes planes para el futuro. Todo en su vida parece bastante perfecto (incluso su guapísimo novio roquero) hasta que los gemelos Bell se mudan de nuevo a la casa de al lado. Cricket Bell ha vuelto y quiere arreglar los problemas del pasado. Y Lola deberá reconocer sus verdaderos sentimientos hacia él.



DATOS TÉCNICOS
Título original: Lola and the boy next door
Editorial original: Dutton
País: Estados Unidos
Año: 2011
Formato: 22x14 cm.
Páginas: 390 aprox.
Encuadernación: Tapas blandas
Género: Romance
Traductora: Laura Ibáñez
Web: Autora

¡Gracias distribuidora Origen por el ejemplar!

Mi opinión


Esta mujer va a hacer que me de un soponcio antes de que cumpla... no se, la edad que se supone en la que le dan a uno los soponcios. Stephanie Perkins vuelve a deleitarnos con una obra exquisita en todos los sentidos. En esta oportunidad, ambientada en San Francisco, y con protagonistas tenemos a Lola, una chica de 17 años y a Cricket, su ex/nuevo vecino de al lado. 

Lola es una chica modelo: respetuosa, afectiva; buena amiga, estudiante y novia. Tiene una pasión inmensa por la moda, y, sin duda alguna, tiene el talento. Sus padres, Andy y Nathan, una pareja gay, la adoptaron cuando apenas nació. Pero como en la vida de toda adolescente, siempre hay algún problema. Para Lola, este problema es Max, su sexy novio rockero... de 22 años. Ella está completamente loca por él, y lo mismo pasa con Max. Pero claro, a sus padres no les hace mucha gracia que Max sea mucho mayor que Lola y que además, sea un rockero que se pasa el tiempo en clubes nocturnos y rodeado de alcohol y drogas. 

Y como si ya no tuviera suficiente, la familia Bell, sus antiguos vecinos de al lado, vuelven a mudarse a su vieja casa. Esto a Lola no le hace ni pizca de gracia, ya que todo terminó muuuuy mal entre ella y los gemelos Bell hace dos años cuando se largaron de un día al otro. Sin embargo, las cosas comienzan a complicarse mucho más cuando vuelve a ver a Cricket Bell, el gemelo por el que estuvo enamorada durante demasiado tiempo y por el cual dice no sentir absolutamente nada. 

Ahora hablemos sobre Cricket. Como les comentaba en la reseña de Un beso en París, los personajes masculinos de Perkins son muuuuy diferente a lo que estamos acostumbrados a leer. Creo que lo más similar a los personajes de esta trilogía que puedo pensar es en Sam, de la trilogía de Los Lobos de Mercy Falls de Maggie Stiefvater. (He mirado mis estanterías para recordar cada uno de los personajes y, en serio, todos son unos pedantes engreídos y mujeriegos). Por eso Cricket resulta ser otro St. Clare aunque con su propia personalidad. Cricket es un chico apasionado por lo que le gusta: la invención. Pero su vida siempre a girado en torno a su hermana gemela, Calliope, quien debido a su inminente talento como patinadora, ha tenido que viajar constantemente por todo el país y el exterior, arrastrando con ella a sus padres y, por supuesto, al mismo Cricket. 


Oh, Cricket dkjafhdsajf
Tengo que confesar que, esta historia no me apasionó tanto como Un beso en París. Es más; creo que de los tres libros, ha sido el que menos me ha gustado. Pero no me mal interpreten, me gustó mucho. Así que ya verán cuánto más me gustaron los otros dos. 

La historia de Lola y Cricket es un tanto repetitiva con referencia al libro anterior, aunque se da de modo contrario: esta vez es el chico quien quiere a la chica pero ella tiene novio. Y en el pasar de las páginas, sabemos que Lola sigue tan enamorada de Cricket como antes, pero hay cosas que todavía se interponen entre ellos. Una de las cosas es lo que pasó hace dos años en primer lugar. Sinceramente pensaba que iba a ser algo mucho más grave que lo que realmente pasó, pero de todas maneras deja que la historia funcione. 

Los personajes son personas comunes y corrientes; la relación de Lola con su mejor amiga, Lindsay es genial. Lindsay es una chica que no está para nada interesada en salir con chicos hasta que termine sus estudios, lo que la convierten en una autentica obsesa por la investigación: va a convertirse en detective. Es otra de las cosas que me gustaron. No creo haber leído antes que alguien quiera ser un detective. En el libro anterior hay una similitud con el sentimiento de encontrar algo novedoso en los personajes, y vuelve a pasar aquí. 


Luego tenemos los personajes que terminan de componer la historia. Me gusta mucho Max, el novio de Lola. Sin importar cuánto adore a Cricket, Max se comporta todo sobreprotector con ella y por supuesto, se pone loco de celoso cuando Cricket aparece. No ayuda que los padres de Lola no lo quieran ni ver, y, en cambio, a Cricket lo inviten a sus actividades familiares. 

Una parte importante de esta novela es el tema de trasfondo que tiene: cómo los malos entendidos hacen que uno pierda personas importantes en nuestras vidas. Una vez lean el libro entenderán a lo que me refiero. Pero no solo esto, sino que también descubrimos que, a veces nos cegamos y vemos cosas en relaciones que no hay, lo cual, no nos permite ver realmente a la persona que tenemos al lado. Creo que esto ha sido una de las cosas que más me ha gustado en esta novela. 


"Había una vez una chica que le hablaba a la luna"
Peeeeeeeeeeero, como si esto fuera poco, en el mismo trasfondo tenemos la aparición de Anna y Étienne. Siiiiiiiiiiii. Es como si pudiéramos seguir su historia en este libro. Y me alegró mucho. Si bien ellos no son los protas de esta novela, al final de ésta y de la siguiente, se llevan en cierta parte el protagonismo. O al menos lo comparten. Me ha gustado demasiado esto. En serio. 

Si me meto más a fondo en la historia, comenzaré a dar spoilers y no me gusta para nada. Así que, terminando esta reseña, quiero decirles que LEAN este libro. En serio. Es una novela ligera, y es la novela correcta para irse a la playa en estos días de calor. Yo ya estoy terminando esto y agarro algo nuevo para irme a tomar sol ;)

¿Alguno de ustedes ya leyó la segunda parte de Un beso en París? ¿Qué les ha parecido?

Portadas Internacionales

5 comentarios:

  1. Tengo ganas de leer este libro ^__^
    Gracias por la reseña, que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
  2. Lola fue de de mis mejores lecturas este año: Muy fresco, ligero y divertido
    Saludos :D

    ResponderEliminar
  3. No lo he leído aún pero me gustaría hacerlo.

    ResponderEliminar
  4. Hola soy Alejandra Pintos y quiero participar de su sorteo en Facebook. Gracias y me encantó el blog!

    ResponderEliminar
  5. Personalmente, me gustó más este libro que el anterior y el siguiente.

    ResponderEliminar